Martes 18 diciembre 2018

Martes 18 diciembre 2018

Logo Revista Espacios

“Guate” está de moda

Autor: Ólger Sánchez | Publicación: Jueves 07 diciembre, 2017

Cortesía/Estilo Ejecutivo


Viajar a Guatemala desde Costa Rica es sumamente rápido y cómodo, por ello no lo pensamos dos veces para apreciar cómo el diseño centroamericano está tomando fuerza a nivel internacional. 
 
Aunque el show, en comparación con el que se hace en Costa Rica aún es pequeño, la calidad de los diseñadores no se queda atrás y en ciertos aspectos técnicos es hasta superior.
 
Además de vivir de cerca cada una de las pasarelas cargadas de moda de alto nivel, con exponentes como Alexander Ayala, Eduardo Figueroa, Ladrondeguevara, Lia Cohen, Maison Escarlata, así como marcas comerciales como Custo Barcelona, visitamos la fábrica de la firma para caballeros Saúl E. Méndez, donde los mismos colaboradores fueron los que explicaron cómo llevan 64 años en el mercado, posicionando sus diseños en Guatemala y Costa Rica.
 
Seguido de esta experiencia tres diseñadores muy diferentes nos abrieron sus puertas para presentar sus propuestas, de las cuales algunas ya se exportan al mundo entero. 
 
Guishen, marca de Guillermo Hop, dio una muestra de sus piezas, que han desfilado por las alfombras rojas más importantes de Hollywood. Para finalizar la visita Hop nos presentó su línea de esmaltes.
 
Lia Cohen, quien tiene una filosofía muy coherente con sus diseños, ejecución y estructura de trabajo, siempre busca crear una red de colaboraciones con otros artistas para así fortalecer el diseño nacional.
 
Marias, Meüs fue una gran sorpresa porque rompió el molde del típico estampado, sustituyéndolo por motivos abstractos muy pictóricos, pero utilizando las técnicas tradicionales de tejido o bordado.
 
El joven Rogelio Escobar fue el ganador al diseñador emergente otorgado por Mastercard, quien presentó su colección con estampados de figuras humanas, entrelazadas en un degradado de colores y emergiendo de mantos que se drapean sobre su silueta, representando así la eterna lucha entre la santidad y el pecado, conceptos antagónicos que son inexistentes el uno sin el otro. 
Aberturas en forma de llagas y zíperes dejan ver la anatomía, delicados drapeados y bordados en plumas y pedrería, son icónicos en su colección.
 

Notas Relacionadas


Notas Anteriores