Lunes 15 octubre 2018

Lunes 15 octubre 2018

Logo Revista Espacios

Erika Zúñiga, fascinación por los colores

Autor: Luis Alejandro Meneses | Publicación: Lunes 20 marzo, 2017

Glenn Álvarez/Estilo Ejecutivo


¿Cómo ha sido liderar Marzu?
Es una de las mayores bendiciones que he recibido en mi vida personal y profesional, la responsabilidad de guiar una compañía formada por personas con distintos objetivos, visiones, necesidades es todo un reto. 
 
Principalmente porque se trata de transmitir adecuadamente esos valores y hacer que estos formen parte fundamental de cada colaborador, con el fin de llevar al éxito cada una de las estrategias y decisiones de la empresa.
 
Como líder tengo claro que no se trata de estar sentada tras un escritorio, soy fiel creyente de que cada persona es más que un trabajador, es un socio y lo más importante, tengo claridad que para lograr respeto lo primero es dar el ejemplo.
 
¿Cómo nace la idea de crear la compañía?
Esta es una idea familiar. Nace principalmente por el amor que tenía a la cosmética; desde niña imaginaba trabajar en esto, sin embargo mi madre me inculcó que debía estudiar otro tipo de carrera y por eso me preparé en negocios internacionales, pero como dicen: “los sueños están para cumplirse”, así que al finalizar la universidad empecé a estudiar cosmetología.
 
Una tarde, conversando con mi esposo, le comentaba que quería tener una sala de belleza o una academia donde enseñar, él me motivo a investigar un poco más acerca de este mercado y ahí descubrí que existía una necesidad de traer al segmento de los profesionales de la belleza, productos innovadores y únicos, por supuesto de la mano de un servicio de calidad y atención. 
 
¿Se siente una mujer exitosa y empoderada?
El éxito en una persona lo define el poder desarrollarse día tras día en una profesión que no considere como un trabajo, sino como una diversión, en este momento yo estoy en ese nivel. Siempre lo digo y lo sostengo, yo no trabajo ¡me divierto! Realmente despertar cada mañana con la satisfacción de que puedo desarrollarme y que puedo mejorar siempre, me enorgullece y por supuesto me hace sentir exitosa, dueña de mi destino. 
 
No debo olvidar que parte de mi empoderamiento fue enseñado y ejemplificado en mi madre, una mujer que con sus limitaciones y su sacrificio optó por entregar toda su energía a que yo fuera una mujer de bien, sabia, honesta.
 
Usted se hace muchos cambios de color en el cabello, ¿considera que esa es su marca?
 
Esto es muy curioso, nunca he sido una persona que le guste mantener un mismo estilo, dichosamente en el segmento donde me desarrollo está permitido cambiar de “look” sin que esto signifique algo negativo, así que aprovecho cada 22 días que realizo el retoque de color para cambiar. 
 
Soy de la creencia que si vendo color para el cabello soy la primera que debo dar el ejemplo, así que considero que esto es más importante. Definitivamente es mi marca personal y es algo que no pienso cambiar, aunque esto parezca demasiado extravagante, claro siempre cuidando que exista un equilibrio y un balance.

MÁS DETALLES


Nombre Erika María Zúñiga Hidalgo
Edad 38 años
Empresa Importaciones Marzu
Puesto Gerente general y directora artística
Pasatiempos Jugar voleibol, cantar, cocinar
Lo que más ama Enseñar acerca del arte de la belleza
Lo que más odia La mentira, la falta de honestidad
 

 

Notas Anteriores


Amor publicitario

Viernes 17 febrero, 2017
    Es una buena pregunta, y la respuesta a eso es gracias al amor; es simplemente dejarse llevar por los sentimientos; es esa...