Flor de Caña llega a su quinta generación
Cortesía/Estilo Ejecutivo
Enviar
Cinco son las generaciones que ha tenido Flor de Caña, con una tradición en la que la innovación es parte de su cultura desde hace más de 125 años. 
La pasión por la excelencia y los valores familiares han estado presentes en esta historia desde que Alfredo Francisco Pellas Canessa fundó la compañía en 1890 a la sombra del volcán San Cristóbal. Valores que se comparten en la actualidad. 
 
“Regalar Flor de Caña es regalar una experiencia memorable, más para este Día del Padre. Este es un ron añejado a la sombra de un volcán activo, destilado 100% con energía renovable, naturalmente añejado sin azúcar o aditivos y envejecido ininterrumpidamente en barricas de bourbon. Es un licor para ocasiones especiales y momentos inolvidables”, dijo Mauricio Solórzano, embajador global.
 
Actualmente la empresa promociona Flor de Caña 25 años, es la joya de su portafolio que se ha pasado de generación a generación, de padre a hijo, precisamente porque es lo mejor.  Es de la línea ultra premium, con color ámbar oscuro y con un exquisito aroma a vainilla, madera y cacao. Posee notas dulces de nueces y frutas almendradas, con un largo acabado que perdura en el paladar. Es perfecto para disfrutarse solo o en las rocas.
 
Además bajo esta misma línea fue galardonado como “Mejor Ron del Año 2017” en el Congreso Internacional del Ron en Madrid, que va dirigido a conocedores y a quienes aprecian la más alta calidad en licores.
 
“La calidad insuperable de Flor de Caña ha sido su principal característica por más de 125 años. Es por esta razón que Flor de Caña fue nombrado Mejor Productor de Ron del Mundo en 2017 por la International Wine and Spirit Competition en Londres. Esta distinción es la más alta de la industria de destilados a nivel global”, finalizó. 
Ver comentarios