Logo Revista Espacios

Domingo 8 diciembre 2019

Hackeando el código de lo obsoleto

Así como asumimos la dinámica cíclica, el modelo de consumo deteriora gravemente la salud ambiental.

Autor: Mauricio Durán | Publicación: Viernes 05 abril, 2019

Arte generativo /Estilo Ejecutivo


Cada objeto electrónico que poseemos tiene una vida útil. El código permite que así sea. Como todo producto, funcionará durante un lapso y luego recaerá hasta convertirse en chatarra tecnológica. Esta, además de ser el lúgubre punto final de la cadena de producción, es un peligro para el ambiente.

Lea más: Detrás de los términos y condiciones de Facebook

Así como asumimos la dinámica cíclica, el modelo de consumo deteriora gravemente la salud ambiental a causa de los procesos que requiere la sistemática producción. Más allá de la responsabilidad de las casas fabricantes, está la responsabilidad que los usuarios tenemos sobre los bienes que poseemos y eventualmente desechamos.

El Centro Cultural de España pone su espacio Casa Caníbal en función de La Pulgateca. Este proyecto trabaja a partir de la recepción de materiales obsoletos para darles un nuevo valor con fines investigativos y artísticos.

Lea más: Compromisos con el ambiente

Hasta la fecha han venido desarrollando distintas actividades gratuitas que van desde sesiones informativas hasta talleres de producción artística a partir de herramientas digitales. Esto con el propósito de hacer del arte un lenguaje democrático y activo para todos.

El colectivo Pulgateca está conformado por Estefany Ramírez, Jonathan Torres, Alejandro Cordero, Randall Sáenz y Joan Villaperros.

 

Notas Relacionadas


Notas Anteriores