Halong Bay
Imagen con fines ilustrativos Shutterstock/Estilo Ejecutivo
Enviar
Hanói fue la primera parada en Vietnam y punto de partida hacia varios sitios de interés; en dicha ciudad también vale la pena quedarse unos tres días y vivir la esencia urbana con el mejor “street food” del país. Recomiendo contratar a un guía que lo lleve a los mejores puestos de comida, ya que cada persona se especializa en un solo producto, por lo que se requiere la orientación de alguien local que conozca y sirva de traductor.
Desde la capital hasta el puerto de Halong Bay se tardan tres horas en carro, desde ahí salen bastantes cruceros los cuales varían en tamaño y comodidades; la mejor opción es pasar una noche, para navegar entre las múltiples islas flotantes, las cuales tienen formas caprichosas y nombres particulares por sus figuras. La comida a bordo es deliciosa y amplia en su selección local, como rollos primavera, ensalada de papaya verde y de flor de banano, entre otros platillos con pescado de la región.
 
El clima de la zona es impredecible, aun así la bruma le da un carácter bucólico a este patrimonio y maravilla natural.
Ver comentarios