Martes 16 octubre 2018

Martes 16 octubre 2018

Logo Revista Espacios

Jaguar XK 120, una gran inversión para amantes de autos clásicos

Autor: Bloomberg | Publicación: Lunes 25 julio, 2016


El Jaguar XK 120 es el ejemplo perfecto de lo que debe ser un prototipo.
 
Jaguar lanzó el modelo en 1948 en el Salón del Automóvil de Londres con el fin de poner a prueba un nuevo motor y evaluar el interés en un nuevo diseño de carrocería. Quería que el auto facilitara la evolución de la marca.
 
“La verdadera razón del XK 120 fue la supervivencia”, dijo Fred Hammond, jefe del área de patrimonio de Jaguar. Porque William Lyons, el fundador de la marca, vislumbró que el futuro de la compañía estaría en los sedanes, la idea fue fabricar un sedán con un motor de carrera para que resultase más atractivo para los consumidores.
 
Lyons no esperaba vender una gran cantidad de su innovador XK —se usaron principalmente para probar los componentes del motor y la composición de la carrocería para un posible sedán futuro— así que los fabricó con aluminio liviano y de fácil acceso. La demanda de XK 120 se disparó, especialmente en Estados Unidos, donde los conductores nunca habían visto un auto deportivo después de la guerra.
 
Los primeros modelos venían con un motor “XK” de seis cilindros en línea y 160 CV de potencia más una carrocería felina moldeada en el aluminio y adornada con madera de fresno. Fue el primer auto deportivo de Jaguar en casi una década, de manera que había mucha presión por producir algo que fuera atrayente.
 
El auto alcanzó velocidades récord y Jaguar terminó utilizando ese motor hasta la década de 1980. La estrella cinematográfica Clark Gable tenía varios de los primeros modelos; desde entonces han aparecido en muchas películas, incluyendo “La rubia fenómeno”, “El beso mortal”, “Batman eternamente” y “El talentoso Sr. Ripley”.
 
Desde entonces, el XK 120 ha sobrevivido notablemente en subastas y ventas privadas. A principios de este mes, un excepcional Jaguar XK 120C de 1953 se vendió en más de $8 millones en la subasta de Bonhams en Mónaco; el altamente exitoso automóvil se ha mantenido casi inalterado desde su forma original. 
 

Notas Anteriores